20070722

Nocilla o la Spanish Next Generation

A raíz del artículo aparecido en el Cultural el pasado domingo 22 de julio, (http://www.elcultural.es/HTML/20070719/Letras/Letras21006.asp), hoy toca hablar de esa nueva marea de jóvenes promesas aparecidas en el ámbito de las letras en nuestro país: la recién bautizada Generación Nocilla (denominación referente a la novela-mutante de Agustín Fernández Mallo, Nocilla Dream, que abandera este ¿movimiento?) (1)

Como queda bien reflejado en el artículo, hay voces que odian el nombre (Lolita Bosch), otros que argumentan su no-pertenencia al grupo (Javier Calvo), otros que se resignan a cargar con el muerto (Mario Cuenca) y muy pocos que la aceptan con entusiasmo. De hecho, como dice Vicente Luis Mora en su blog, hay escritores que a los que ni siquiera conoce... dando este dato una perspectiva de la situación, la diáspora en la que se halla esta clasificación. Pero eso siempre sucedió: todo queda, casi siempre, bajo los intereses de las editoriales y la crítica, de los entresijos del marketing, de la búsqueda de la venta, no sólo el día de San Jordi(2)


La Editorial Seix Barral jugó a la baraja del encasillamiento con algunos nombres como Allende, García Márquez, Vargas Llosa, etc... y se sacaron de la manga el mundialmente conocido "BOOM"..., que, por supuesto, dio a conocer a estos escritores a Europa allá por los setenta, pero que, con el tiempo (por que ha llovido desde entonces), se ha visto que no había apenas cohesión entre ninguno de sus "pertenecientes". Y con el tiempo, sucederá lo mismo con esta Nocilla Generation, este boom de tardomodernos, como se los ha calificado también. Qué sólo tienen en común la edad entre sus integrantes y poco más. Quizá se les pueda englobar dentro de una tendencia irrefrenable, ya no de apocalípticos, sino de integrados: el derrumbe del muro existente entre la zona occidental o alta cultura -sobre todo literaria: la Literatura como tal, o los grandes nombres de la historia Literaria- y la zona oriental o cultura de masas -basada en la imagen en general: los anuncios televisivos, los comics, los programas-basura, el cine de serie B...-, asumiendo o creando una nueva forma de cultura que conjuga cultura y contracultura: llámenlo síntomas del siglo XXI, llámenlo post-cultura, como gustará a muchos, o afterpop, como Eloy Fernández Porta (3)


Cualquiera de estos nuevos intelectuales son la imagen de la nueva intelectualidad, donde comulga lo canónicamente cultural y lo modernamente freak: ya no es "sólo sé que no sé nada", sino "sólo sé algo cuando lo sé todo".

NOtas:
(1)(Aclararé: sólo he leído a algunos de los autores citados en el artículo, entre ellos Javier Calvo -que ha terminado por decepcionarme- y Milo J. Krmpotic -del que espero nueva obra-. Tengo ganas de leer el muy referenciado Nocilla Dream. Pero aun más ganas tengo de devorar alguna novela de Lolita Bosch, sobre todo "Tres historias europeas". El título promete)
(2)(Hay que dar gracias, eso sí, a editores que cambien de aires: ¿quién no está harto de tanto código, conjura, da vinci, michellangelo, merovingio, templario?)
(3)("el pop ha muerto: lo que queda ahora es una reconstrucción de la alta cultura realizada a costa de sus ruinas. Huelga decir que ese término no es nacional ni generacional."http://vicenteluismora.blogspot.com/)

1 comentario:

Alvy Singer dijo...

Ya solo pensar las diferencias entre dos autores que para la crítica son pop (pero que estan en terrenos del afterpop como asegura en el ensayo del mismo título EFP) como Calvo y Fernández Mallo me dan escalofrios pensar en las diferencias con el resto.